h1

Match.com

Hace mucho, mucho tiempo, por lo menos dos meses, me apunté al Match. Estaba aburrida y deprimida, recién cumplidos los treinta y tres. MUY deprimida. Pensé que un fitrado racional y globalizado sería una buena opción para encontrar a mi media naranja.

Tras una euforia inicial en la que mi buzón de correo estallaba llenito con más de cien candidaturas bajé a la terrible realidad. Era gente con la que en la vida real, jamás hubiera cruzado dos palabras. La selección natural, la biología y la estructura acebollada de capas sociales nos hubiera evitado esa pérdida de tiempo.

Ahora, pérdida la esperanza de encontrar a ese alguien tan anormal como yo, disfruto el Match de otra manera. Como etóloga, es decir, estudiosa de los modelos de conducta animal, especialmente en su hábitat natural.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: